Disminuye el riesgo de tener un infarto cerebral (Stroke)

Compartir:
Comparte con tus amigos










Enviar

Un infarto cerebral o Stroke como también se le conoce, es la muerte repentina de alguna de las células del cerebro causada por la falta de oxígeno al mismo. Ocurre cuando se  bloquea el flujo de sangre en las arterias que nutren el cerebro.

¿Cómo saber si estoy sufriendo un Stroke? : Tener  información básica de cómo identificar los síntomas o principio de un infarto cerebral, es muy importante ya que puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

El Dr. Rainier Rodríguez – Neurólogo en el Centro Médico Paitilla nos dice cuáles son los principales síntomas de que puedes estar sufriendo un infarto cerebral.

 

  • Dificultad para hablar o dificultad para seguir órdenes
  • Disminución de la fuerza en algunas de las extremidades
  • Alteración de la simetría de la cara
  • Dolor de cabeza severo, sin causa conocida

No todas las personas tienen el mismo riesgo en presentar un stroke o infarto cerebral, ya que depende de algunos factores de riesgo. Los no modificables y los modificables. Entre los no modificables estan los siguientes:

  • La edad: A partir de los 50 años
  • Historial Genético: Los antecedentes familiares  que representan igualmente un factor de riesgo del cual debemos estar anuentes.

El Dr. Rainier Rodríguez nos explica los factores de riesgo que si son modificables y que al cuidarlos podemos prevenir un stroke  

  • Llevar control de la presión arterial
  • Monitoreo continuo del colesterol
  • Monitoreo continuo de los niveles de azúcar (diabéticos).
  • No fumar
  • Llevar un control alimenticio apropiado para evitar la obesidad.

Una vez presente el infarto cerebral debemos recurrir a tratamientos agudos, como la Trombólisis Intravenosa, el cual se puede realizar en el Centro Médico Paitilla (CMP).  Es un medicamento que se administra de forma intravenosa para disolver el coágulo que está obstruyendo alguna arteria, importante saber que este tratamiento se tiene que hacer dentro de un tiempo determinado, durante las primeras 4 horas y 30 min a partir que la persona tenga los síntomas. Existen casos en los que este coágulo no se puede disolver con medicamentos pero se pueden extraer directamente de la arteria ocluida. Este tratamiento también está disponible en el hospital.

Recuperación: Después de un Infarto Cerebral algunos pacientes quedan con secuelas llegando a padecer de discapacidades físicas como: pérdida parcial del movimiento, pérdida sensorial, trastorno del lenguaje y visuales y en muchas ocasiones pérdida temporal de la memoria.  Es importante empezar con un programa de rehabilitación lo más pronto posible, ya que es la clave para que el paciente pueda tener una recuperación óptima y de manera eficaz.

Dr. Rainier Rodríguez

Especialista en Neurología y Neurofisiología Consultorios Médicos Paitilla #513, Quinto Piso Tel. 206-2587

Compartir:
Comparte con tus amigos










Enviar

Leave a Reply

Your email address will not be published.